Es posible que, si no tienes un familiar que sufra alguna de estas enfermedades o que tu tengas algunos síntomas, desconozcas el origen y los riesgos que una enfermedad reumática puede traer a tu salud.

Según las estadísticas, hoy en día se conoce que alrededor de 20 mil personas mayores a 18 años sufren alguna enfermedad de este tipo. Aunque estas enfermedades no son traumáticas, atacan principalmente al sistema muscoesquelético. Algunas de las enfermedades más comunes son la osteoartritis, dolor en espala y/o cintura, fibromialgia y artritis reumatoide la cual afecta mayormente a mujeres adultas entre 25 y 45 años.

Esta enfermedad puede afectar diferentes órganos, así como el sistema nervioso y respiratorio. Se caracteriza por la evolución del dolor e inflamación de las articulaciones, debido a que el avance de la enfermedad es progresivo, se recomienda tener un diagnostico oportuno, ya que el retraso de este disminuye las posibilidades de mejoría durante el tratamiento, volviéndose menos eficaz.

La mayoría de las personas no asocian los síntomas que presentan con esta enfermedad debido a la mala información que existe, este es el principal motivo por el cual no se detecta a tiempo. Las enfermedades reumáticas, en especial la artritis reumatoide requiere de un diagnóstico rápido en los primeros meses de enfermedad, para evitar la evolución y mejorar la calidad de vida de las personas.

Los síntomas más comunes que presenta una persona que tiene artritis son dolor, incluso cuando se está en reposo, hinchazón, incapacidad funcional, calor y enrojecimiento cutáneo. Es muy importante saber qué tipo de artritis presenta, para poder dar un diagnóstico y tratamiento oportuno.

 Acuda con el especialista el Dr. Francisco Choza Romero.